Saltar al contenido

Mercurio en Geminis. Transito y Carta Natal

Frase del dia en horoscopoo.com

Vale mas caer bien que de un quinto piso.

Compártelo

Todas las frases del día de Horoscopoo.com en Frases del dia

Descubre nuestro libro de horóscopo y Astrología

¿Qué significa tener a Mercurio en Geminis? Hay dos posibles respuestas: tener a Mercurio en Geminis según nuestra propia Carta Natal o que haya Transito de Mercurio en Geminis. Aunque aparentemente parece que hablamos de lo mismo, realmente son dos cosas distintas, aunque con una misma base terminológica.

¡Vamos a descubrirlo!

Bienvenid@ a nuestra sección dedicada a los tránsitos planetarios y a los planetas en nuestra Carta Natal, concretamente el tránsito de Mercurio en Geminis.

Por supuesto, ya sabes que en Horoscopoo.com tenemos nuestro Curso Completo de Astrología totalmente gratis y online —y sin registro—, con el que aprenderlo todo acerca de la Astrología y el Horóscopo. Además, si eres de los valientes, puedes llegar a conseguir nuestro Certificado de Superación si superas el examen final del curso.

Mercurio en Geminis. Transito y Carta Natal

Cuando hablamos de que hay Mercurio en Geminis normalmente nos referimos a la posición de este Planeta en nuestra Carta Natal (o en cualquier Carta Astral), o sea, su posición en Geminis cuando nacimos. Eso significa que el símbolo de dicho planeta en astrología se halla en el sector o región de Geminis en el diagrama de nuestra Carta Natal.

Por ejemplo, en el caso de una Carta Natal, cuando nacimos, justamente Mercurio se hallaba en dicho signo del zodiaco. A nivel astrológico eso nos permite comprender ciertas analogías e informaciones muy útiles para la interpretación correcta de la Carta Natal.

Sin embargo, también hablamos de que Mercurio está en Geminis, cuando hay Tránsito de Mercurio en Geminis, o sea que, en el Cielo, Mercurio está entrando en la zona o sector de la Eclíptica correspondiente al signo del zodiaco Geminis. Ello nos permite comprender actitudes y situaciones concretas para el conjunto de horóscopos, pues se potencian ciertas cualidades personales y se establecen tendencias energéticas hacia ciertas facetas de nuestra vida.

Si te fijas bien, no hay mucha diferencia entre un término y otro, pues precisamente en nuestra Carta Natal si tenemos a Mercurio en Geminis, es justamente porque durante nuestro nacimiento Mercurio pasaba por Geminis, o sea que estaba en tránsito en Geminis. Así pues, un término es la fotografía o «instantánea» del otro.

De esta forma, si por ejemplo (y ahora me lo invento) la semana que viene Marte entra en Leo, o sea que transita por él, todos los nacidos durante esa semana (y hasta que Marte salga de Leo) tendrán a Marte en Leo. Ahora es más fácil de entender, ¿verdad?

Descubre el Horoscopo diario Geminis

horoscopo diario gratis de hoy geminis

Que representa Mercurio en la Carta Natal

Vamos ahora a hablar concretamente de lo que significa tener a Mercurio en nuestra Carta Natal. Como bien debes saber, los planetas tienen asociadas un conjunto de ideas y significaciones, así como energías y tendencias, que los caracterizan. Muchos de estos conceptos provienen de la antigüedad, de los babilónicos y de los griegos y romanos.

El nombre Mercurio, proviene del dios romano del comercio, hijo de Júpiter y Maia Maiestas. Está representado por un hombre jovial e ingenioso, con un pétaso alado, una vara de heraldo, y con sandalias aladas, además de llevar consigo un gallo y una cabra. En la mitología griega, equivale al dios Hermes, el dios olímpico mensajero y de la astucia, encargado de llevar las almas al inframundo Hades.

En astrologia, Mercurio —como planeta— está asociado con la comunicación, con los tratos, con el comercio, además de términos relacionados con el intelecto y el viaje. Mercurio representa cambio de lugar, viajes, interés por otras culturas. Y no debemos olvidar que es uno de los planetas más importantes a nivel de relaciones sociales, desde amistades y amores, pues nos ayuda a comprender los momentos de discusión, de conciliación y tratos.

Encontrar a Mercurio en la Carta Natal

Cuando queremos saber si Mercurio está en Geminis en nuestra Carta Natal, debemos encontrar su simbología o glifo utilizado.

curso de astrologia planeta mercurio
Mercurio tiene tres partes. Un círculo en el centro, que representa la parte de la totalidad, centrada, del conocimiento, una cruz, en la parte inferior, que nos muestra la parte material, el recorrido a través del mundo, y un semicírculo (media luna) que está en la parte superior y que parecen dos pequeños cuernos, que transmiten la dualidad de nuestra mente humana, la separación de lo consciente y lo inconsciente.

Qué significa tener a Mercurio en Geminis

Cuando Mercurio está en Geminis se asocian las cualidades del Planeta con las características del signo. En este caso, la capacidad comunicativa de Mercurio se enlaza con la actividad versátil y egocéntrica de Geminis y su facilidad para llevar a cabo tratos y desarrollar el intelecto con la inquietud y elegancia del signo zodiacal.

En este caso, los nacidos con Mercurio en Geminis tienen una mente increíblemente astuta, perspicaz, inteligente y con mucha versatilidad. Sus energías se desarrollarán en el ámbito intelectual y el elemento aire presente en Geminis hará que surjan muchas oportunidades a nivel social y profesional, gracias a la capacidad intrínseca de Mercurio para comunicarse y dar a conocer sus ideas.

Posición Natal

Cuando una persona nace con Mercurio en Geminis, tiende a ser habladora, suspicaz, racional, con una facilidad increíble para aprender cosas nuevas y aventurera.

  • Suelen ser personas con facilidad para la vida artística y profesiones relacionadas con el contacto cultural y la actividad lingüística.

Transito de Mercurio en Geminis

El tránsito de Mercurio en Geminis se produce cuando en el Cielo el planeta Mercurio pasa por el sector de la Eclíptica asociado al signo del zodiaco Geminis.

Esto da lugar a diferentes interpretaciones, algunas más general, útiles para todos los signos del zodiaco y otras más específicas, relacionada directamente con el Signo afectado.

En los primeros de los casos, que circule Mercurio por Geminis significa que la forma de ser de Geminis (o de un Geminiano) se transmite directamente a todo lo que Mercurio regenta.

Así pues, la elegancia, la racionalidad, la versatilidad, el hecho de saber adaptarse a cualquier situación, propios de Geminis, se trasladan a Mercurio y en consecuencia, la mayoría de los signos del zodiaco, verán comprometidas de una forma u otra sus habilidades para comunicarse, llevar a cabo tratos, relacionarse (propias del planeta Mercurio) según este perfil psicológico y emocional.

El astrólogo hace un estudio de estas tendencias y las compara con los arquetipos básicos y avanzados de cada signo del zodiaco. Aquellos con mayor sintonía con estas aptitudes y formas de actuar se verán afectados de una forma más directa por ello, otros, sin embargo, puede que vean potenciadas ciertas generalidades o incluso rumbos contradictorios.

Por ejemplo, Geminis, que precisamente se identifica al 100% con Geminis (pues Mercurio transita por él), verá todas estas cualidades antes descritas potenciadas. Ello puede dar lugar incluso a una exaltación de sus virtudes, que podrían degenerar en un exceso: demasiada confianza y superficialidad, actividad frenética en el ámbito educativo (que puede dar lugar a un exceso intelectual y a una perpetuidad en el estudio y preparaciones académicas), etc.

Son muchos los factores que acaban determinando cómo Mercurio afecta a los signos del zodiaco cuando transita por Geminis.

Lo que está claro es que esta combinación de energías participará indirectamente en las acciones y pensamientos de todos los signos del zodiaco. Eso sí, fomentando siempre aquello relacionado con la comunicación (Mercurio) y la actitud adaptable y paradójica (Geminis).

Como es Geminis

Geminis es un signo que se forma a través de una permanente dualidad. Una dualidad que se traduce en cualquier aspecto de su vida. Su gran capacidad intelectual y su habilidad innata para relacionarse a nivel social le hacen un gran candidato a muchas de las recompensas que ofrece la vida laboral. Sin embargo, su empatía y capacidades emocionales pueden verse eclipsadas por esta alta destreza intelectual. La dualidad puede llevarle a la confusión y a la superficialidad aparente de sus actos, pues se queda en medio de la orilla, no rema del todo hacia un lugar o hacia otro. Eso, tampoco tiene que ser negativo, al contrario, denota una gran versatilidad en muchos campos de acción.

Planeta Mercurio y Geminis

Este signo del zodiaco tiene su regencia en el Planeta Mercurio, eso significa que todas las caracteristicas propias de Mercurio se traducen directamente en Geminis cuando transita por él, pues es su regente. La capacidad para dialogar, el interés por los viajes, la facilidad para comerciar, para llegar a tratos y la destreza en el ámbito intelectual son un reflejo permanente en este signo del zodiaco.

El geminiano busca la aventura, pero sabe permanecer inmóvil cuando es necesario. Reconoce la verdad y lo verdadero, asó como lo original y excéntrico. Ama y sabe amarse y dejarse amar. Pero también sufre por sus emociones y debe saber controlarlas e identificarlas.

Mercurio y Geminis, el tránsito y la Carta Natal

Cuando Mercurio afecta a este signo de una forma directa, sus virtudes llegan a alzarse a cotas casi inimaginables. Se produce una facilidad inherente para conseguir objetivos y metas a través del diálogo y el contacto social. Su destreza comunicativa ayudan en esta tarea.

Sin embargo, a diferencia de muchos otros signos, en este signo zodiacal no se produce una exaltación excesiva con la que poner en peligro los fundamentos básicos, es decir, no se produce una exageración en las potencialidades, con lo que es difícil encontrarse a un Geminiano errar debido a un tránsito en Mercurio.

Este signo del zodiaco es especialmente genuino en ciertos aspectos de su vida, pero también conoce la rutina y el hacer mundano. Pese a que es un signo de Aire y tiene esa facilidad intrínseca para adaptarse, sabe permanecer quieto y centrado en algún aspecto de su vida, gracias a su vertiente más mercuriana y lógica.